ir a pagina principal apessla

Archivo del blog

sábado, 22 de agosto de 2009

PROTECCIóN, LIMPIEZA Y CUIDADO DE LA PIEL - DERMATITIS

PROTECCIóN, LIMPIEZA Y CUIDADO DE LA PIEL

Las enfermedades cutáneas laborales hace años que están a la cabeza de las afecciones cutáneas declaradas. Una afección cutánea incipiente se anuncia a menudo mediante una piel seca, agrietada y áspera. Si no se toman las medidas de protección adecuadas, este estado de la piel puede dar lugar a una afección cutánea grave. Con el fin de lograr que la piel de los trabajadores expuesta a esfuerzos laborales, se conserve sana y resistente a estos esfuerzos, la legislación exige que se implanten en las empresas programas de protección cutánea adecuados a cada esfuerzo profesional. Se pueden evitar las enfermedades cutáneas laborales mediante la aplicación sistemática y regular de los productos para la protección, la limpieza y el cuidado de la piel.


PROTECCIÓN

Protección cutánea
Los productos de protección cutánea tienen que ser adecuados a los riesgos existentes en el puesto de trabajo. Después de un análisis cuidadoso de estos riesgos, definiendo la utilización de medidas de protección técnicas, organizativas y personales (por ejemplo, el uso de guantes), se pueden utilizar productos de protección cutánea como medida preventiva contra los efectos que dañan la piel. Para lograr un efecto óptimo de estas medidas es importante que se elijan los productos de protección cutánea correctos, es decir, específicos para cada riesgo y sustancia que se maneja.

Protección contra las sustancias que se manejan
Los productos de protección cutánea protegen la piel contra la aparición de los así denominados "eczemas de desgaste". El contacto frecuente con unas sustancias que son inofensivas cuando se tocan una o varias veces, puede producir graves daños en la piel si actúan durante mucho tiempo sobre ésta (esfuerzos crónicos-subtóxicos). Los preparados de protección cutánea actúan según varios principios distintos para crear una protección. Adicionalmente a su base de emulsión, estos productos proporcionan un efecto de protección gracias a los pigmentos protectores, agentes filmógenos, curtientes (por ejemplo, Eucoriol®) y las sustancias protectoras de la piel especiales que contienen. Otro principio de protección importante consiste en el reforzamiento y la regeneración de la barrera natural que protege la piel durante el trabajo mediante sustancias activas especiales (por ejemplo, Bisabolol). Un criterio importante a la hora de elegir el producto de protección cutánea correcto es la solubilidad de las sustancias que se manejan durante el trabajo (hidrosolubles o no hidrosolubles).


Protección contra las sustancias que se manejan
Los productos de protección cutánea protegen la piel contra la aparición de los así denominados "eczemas de desgaste". El contacto frecuente con unas sustancias que son inofensivas cuando se tocan una o varias veces, puede producir graves daños en la piel si actúan durante mucho tiempo sobre ésta (esfuerzos crónicos-subtóxicos). Los preparados de protección cutánea actúan según varios principios distintos para crear una protección. Adicionalmente a su base de emulsión, estos productos proporcionan un efecto de protección gracias a los pigmentos protectores, agentes filmógenos, curtientes (por ejemplo, Eucoriol®) y las sustancias protectoras de la piel especiales que contienen. Otro principio de protección importante consiste en el reforzamiento y la regeneración de la barrera natural que protege la piel durante el trabajo mediante sustancias activas especiales (por ejemplo, Bisabolol). Un criterio importante a la hora de elegir el producto de protección cutánea correcto es la solubilidad de las sustancias que se manejan durante el trabajo (hidrosolubles o no hidrosolubles).


Protección contra el hinchamiento de la piel
El contacto frecuente con el agua y el uso de guantes durante un tiempo prolongado constituyen un gran esfuerzo para la piel. Por el efecto de la humedad, la piel se hincha y se vuelve muy sensible frente a los efectos de máquinas y herramientas. En este caso ya no ofrece una barrera suficiente contra las sustancias manejadas y los microorganismos. Con la ayuda de los productos que contienen curtientes se refuerza la piel y se reduce el hinchamiento. El efecto antimicrobiano aumenta, al mismo tiempo, la seguridad en las zonas sensibles en materia de higiene y reduce la formación de olores en los guantes. Naturalmente es importante que el guante que está en contacto con un producto protector de la piel ofrezca una protección segura contra las sustancias manejadas.

Protección contra las radiaciones ultravioletas
Durante determinadas labores, el trabajador está expuesto a la radiación ultravioleta del sol, en el caso de los que se producen al aire libre, por ejemplo, radiación UV-A y UV-B. Además de los efectos directos de la radiación UV (quemaduras solares) hay que evitar también los daños tardíos (envejecimiento prematuro de la piel o cáncer).

Es especialmente importante que los productos protectores que se utilizan durante el trabajo ofrezcan una buena tolerancia cutánea, un amplio espectro de filtro, una gran resistencia al agua y un buen efecto de cuidado de la piel. Durante determinados procesos técnicos (por ejemplo, soldadura eléctrica) se libera una radiación UV-C de energía especialmente potente que requiere la utilización de productos especiales de protección cutánea con un elevado factor de protección antisolar y una combinación adecuada de filtros UV (por ejemplo, STOKO® UV 27 especial).

LIMPIEZA

Limpieza fácil de la piel
La utilización de productos protectores de la piel facilita la eliminación de las sustancias fuertemente adheridas mediante la limpieza. Puesto que con el uso de estos productos protectores se acorta el tiempo de limpieza, la piel queda expuesta al desgaste durante menos tiempo y se ahorran además productos limpiadores.

Se deben aplicar los productos protectores de la piel antes del trabajo (y después de las pausas) cuidadosamente sobre la piel limpia y seca. A menudo se olvida tratar también el dorso de la mano, los intersticios entre los dedos y la base de las uñas.

Limpieza de la piel
Las necesidades que tienen que cumplir los productos de limpieza cutánea utilizados en el ámbito profesional se diferencian notablemente de lo que se exige a un limpiador cutáneo de uso general. Así, el contacto con la suciedad extrema, sustancias fuertemente adheridas y el lavado muy frecuente de las manos son la norma en el día a día profesional. El principio básico más importante para una limpieza de la piel suave y al mismo tiempo económica es la elección de los productos específicos para cada tipo de suciedad:

Limpiadores líquidos
Los limpiadores líquidos han sido desarrollados para eliminar la suciedad ligera. Contienen sustancias activas lavantes como agentes de limpieza principales. Los limpiadores líquidos Stoko® contienen detergentes sintéticos, cuya tolerancia cutánea muy superior a la de los jabones convencionales, se debe, entre otros factores, a su índice pH bajo. Estos limpiadores contienen acondicionantes especiales que proporcionan a la piel un tacto agradable después de la limpieza, propiedad que resulta importante en los productos combinados para el lavado de la piel y del cabello. Stoko® Skin Care ofrece también Praecutan® Plus, un jabón líquido exento de conservantes y de tolerancia cutánea óptima para las pieles especialmente sensibles.

Cremas limpiadoras
El producto Verapol+® posee un efecto limpiador más fuerte que los limpiadores líquidos. Contiene una combinación de tensioactivos y aceite natural que ofrece un gran poder lavante y, al mismo tiempo, una compatibilidad excelente con la piel.

Verapol+® es un producto exento de exfoliantes que se puede utilizar también para eliminar la suciedad fuerte de las pieles sensibles y del rostro. Contiene además Aloe Vera, que cuida la piel. Esta crema puede utilizarse también para la limpieza sin agua, retirando la suciedad disuelta con un tisú.

Limpiadores para la suciedad fuerte
Los limpiadores para la suciedad fuerte poseen un poder de limpieza más elevado porque contienen exfoliantes. Stoko® Skin Care utiliza como exfoliante la harina de cáscara de nuez ennoblecida según un método patentado bajo el nombre Astopon®. Esta harina se somete a un proceso de blanqueado durante el cual se elimina la mayor parte de los gérmenes, lo que permite prescindir en la fórmula de estos limpiadores de los conservantes "duros" que atacan la piel. Este exfoliante aclara además la piel, lo que potencia sus propiedades cosméticas. La harina de cáscara de nuez es biodegradable y constituye un complemento ideal de las otras materias primas seleccionadas según aspectos medioambientales. Por su baja densidad, Astopon® no emboza los desagües. La fórmula protegida, patentada con el nombre de Stokopon®, compuesta por tensioactivos y aceites naturales, combina un excelente poder lavante con una gran tolerancia cutánea. En cada formulación se utilizan distintas cantidades de tensioactivos, aceites naturales y sustancias activas lavantes en función de la aplicación y del tipo de suciedad. Con Stokopon® y Astopon® se logran unos resultados de limpieza que, de otra forma, sólo se consiguen con limpiadores que contienen disolventes. Los limpiadores patentados de Stoko® para la suciedad fuerte limpian la piel a fondo, con suavidad y de forma económica y la dejan con un tacto agradable.


Limpiadores especiales
Para eliminar de forma óptima la suciedad especial causada por sustancias fuertemente adheridas (resinas, adhesivos, lacas etc.) se necesitan limpiadores de manos con disolventes. Gracias a la incorporación de disolventes seguros, es decir, no tóxicos y que no pueden penetrar en la piel, los limpiadores especiales de Stoko® poseen una buena tolerancia cutánea a pesar de su contenido de disolventes. Nunca se deben utilizar para la limpieza de la piel disolventes o detergentes para aplicaciones técnicas, ya que estos productos pueden causar eczemas de disolventes debido a su fuerte efecto desengrasante y tóxico.

Para aplicarlo correctamente, se debe repartir el limpiador sobre la piel sucia sin añadir agua, ablandar después la suciedad con un poco de agua y eliminarla seguidamente con abundante agua. Después, hay que secarse bien las manos.

Limpieza sin agua
Para la limpieza durante el viaje o cuando no se dispone de agua, se pueden utilizar tisús húmedos impregnados de un líquido limpiador. Los limpiadores especiales, tales como Verapol+®, permiten retirar la suciedad de las manos con un paño limpio. Sin embargo, la limpieza sin agua sólo se debe utilizar como una solución momentánea, puesto que la limpieza con agua resulta más suave para la piel.


Productos antimicrobianos
Los productos antimicrobianos tienen por objeto proteger al usuario de las sustancias contaminadas con microbios y proteger, al mismo tiempo, los productos de los gérmenes residentes en la piel del operario. Un lavado de manos normal reduce ya considerablemente el número de gérmenes, pero en las zonas especialmente sensibles en materia de higiene resulta necesario utilizar productos antimicrobianos especiales. Según las necesidades de higiene, hay que realizar en estos casos un lavado higiénico de las manos con agua (llamado anteriormente "descontaminación de las manos") o reducir los gérmenes, extendiendo el producto sobre las manos. Estos productos deben poseer una buena tolerancia cutánea, y su eficacia debe estar perfectamente documentada mediante métodos científicos. Los productos en forma de gel ofrecen la ventaja de que resultan fáciles de repartir sobre la piel, son limpios en su manejo y de dosificación exacta, es decir económicos en su uso.

CUIDADO

Cuidado de la piel

El cuidado sistemático de la piel después del trabajo resulta importante para mantener la piel sana. Los productos para el cuidado de la piel aportan grasa, humedad y sustancias hidratantes. De esta forma, la piel se puede recuperar en la larga fase de regeneración durante el tiempo libre de los esfuerzos a los que ha estado sometida durante el trabajo.

Stoko® Skin Care ofrece cremas y lociones con distintas bases de emulsión (W/O u O/W), así como con distintos contenidos de lípidos y otras sustancias de cuidado, permitiendo así elegir los productos de cuidado más adecuados en función del esfuerzo al que está sometida la piel, del tipo de piel y del campo de aplicación.

Después del trabajo, aplicar los productos cuidadosamente sobre la piel limpia y seca, sin olvidar el dorso de la mano, los intersticios entre los dedos y la base de las uñas.

Dispensadores
La familia de dispensadores Stoko® se compone del Stoko Vario® System (Stoko Vario® SVP, Stoko Vario® Ultra en negro y blanco, Stokomat® Vario) y el Stoko SprayTM System. Estos dispensadores se distinguen por su uso sumamente higiénico. El producto se encuentra dentro de una botella soft cerrada, en la que el aire, los gérmenes y la suciedad no pueden penetrar. De esta forma, el producto queda protegido de los agentes que lo podrían deteriorar. Estos dispensadores permiten, además, una dosificación muy exacta, por lo que el uso de los productos Stoko® es más económico que el de algunos productos de la competencia aparentemente más baratos.

Por Andreas Klotz
Degussa-Stockhausen GmbH


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar este blog

Cargando...

Seguidores