ir a pagina principal apessla

sábado, 22 de agosto de 2009

SISTEMAS ANTICAíDAS COMO SOLUCIóN A LA SEGURIDAD EN ALTURA DURANTE EL MANTENIMIENTO DE ESTRUCTURAS

SISTEMAS ANTICAíDAS COMO SOLUCIóN A LA SEGURIDAD EN ALTURA DURANTE EL MANTENIMIENTO DE ESTRUCTURAS

En abril de 2005, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales publicó el Plan de actuación para la mejora de la Seguridad y Salud en el Trabajo, cuyo fin es la reducción de accidentes laborales. La prioridad es disminuir drásticamente el número y frecuencia de los accidentes de trabajo, y para ello ha iniciado una estrategia nacional que repercute en un mayor rigor y número de inspecciones de trabajo y seguridad.
En todos los informes del MTAS correspondientes a las actuaciones en el sector de la construcción, se coincide en citar las caídas de trabajadores en altura como la primera actividad de riesgo, y se destaca la necesidad de inspeccionar las actividades que expongan a los trabajadores a posibles caídas. Desde 1994 hasta 2004, el número de inspecciones en prevención de riesgos laborales se incrementó en un 50% y se planificó otro aumento del 50% en 2005 con respecto a 2004.
Actualmente, las caídas de altura suponen la principal causa de muerte y una de las principales causas de lesiones graves en el lugar de trabajo. Según Eurostat, en España la incidencia de accidentes laborales es de 7.600 por cada 100.000 trabajadores frente a la media europea de 4.100. El 60% de los accidentes mortales y graves están provocados por caídas de altura de los trabajadores y también de objetos.


Trabajador sobre una cubierta, sujeto al sistema anticaídas de postes para cubiertas de Latchways

Trabajo vertical

Gran parte de los esfuerzos realizados para evitar los accidentes provocados por caídas de altura se centran en la realización de obras. Sin embargo, dentro del sector de la construcción, hasta ahora no se ha prestado suficiente atención a las medidas preventivas para el mantenimiento de los edificios y demás estructuras. Por tanto, en la actualidad, la mayoría de los trabajos de mantenimiento se llevan a cabo bien con andamios, o con técnicas de trabajo vertical.
Las técnicas de trabajo vertical requieren una formación particular. Esto se traduce en la necesidad de subcontratar el mantenimiento a empresas especializadas, con el gasto que eso supone.
Una alternativa a las técnicas verticales es el uso de sistemas de protección fijos. Existen sistemas de protección colectiva y de protección individual. La elección del sistema anticaída no debe estar subordinada a criterios económicos y se deben perseguir los siguientes principios generales:
- eliminación del riesgo dentro de las posibilidades;
- evitar el riesgo si no es posible eliminarlo;
- evaluación de los riesgos que son inevitables;
- combatir los riesgos en su origen;
- adaptar el trabajo a la persona;
- sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro;
- planificar la prevención;
- proporcionar instrucciones y una pertinente formación al trabajador.


Barandilla de protección colectiva Guardrail de Latchways

Seguridad colectiva

La legislación vigente da prioridad a las medidas de seguridad colectivas (barandillas, parapetos, redes de protección) ante las individuales. En numerosas situaciones la instalación de sistemas de protección colectiva no es viable, ya sea por el tipo de trabajo que se realiza o bien porque la estructura del edificio no lo permite; en estos casos deben emplearse soluciones anticaídas individuales: líneas de vida de cable. Sólo en la última instancia, y tras una realización de una evaluación de riesgo, se utilizarán técnicas de trabajo vertical con cuerda.
Las líneas de vida ofrecen seguridad y son fáciles de usar. Por tanto, los trabajadores que las emplean no requieren una formación extensiva para su utilización. Habitualmente, la instalación del sistema incluye un curso corto para que los trabajadores que lo requieran puedan acceder a la línea. Esto permite el uso de mano de obra más económica para el acceso posterior a las zonas con peligro de caída.

Soluciones anticaídas

Latchways está especializada en soluciones anticaídas. Fundada en 1974, es reconocida como empresa pionera en desarrollar y comercializar con éxito los sistemas de cable de detención de caídas. Latchways ofrece una amplia gama de soluciones anticaídas: líneas de vida para superficies verticales y horizontales, sistemas de cable aéreo, de postes sobre cubiertas, así como postes temporales independientes, soluciones para ventanas y barandillas autoestables de protección colectiva. Los sistemas anticaídas ManSafe® brindan seguridad y soluciones de acceso a
trabajadores que realizan tareas en altura en el mundo entero y son especificados por las más prestigiosas empresas y en proyectos de gran envergadura.
Los sistemas ManSafe® son reconocidos por su fiabilidad: las líneas de vida brindan total seguridad y no restringen la libertad de movimiento necesaria para trabajar en lugares confinados o en condiciones climáticas adversas. Su fuerte compromiso con la calidad significa que sus sistemas tienen una trayectoria probada de seguridad y fiabilidad, incluso en las condiciones más extremas.
La reputación de Latchways reside en la oferta de productos patentados, ensayados rigurosamente en función de los estándares internacionales por laboratorios independientes europeos, principalmente en el Reino Unido, Francia y Alemania.
En 1982 Latchways obtuvo una patente por su dispositivo de amarre originalmente diseñado para la industria de la navegación. Este carro ha ido evolucionando hasta llegar al actual Transfastener, un dispositivo de sujeción universal que se ha convertido en una pieza fundamental en los sistemas anticaídas instalados. Este innovador sistema de molinete diseñado por los ingenieros de Latchways proporciona seguridad continua al trabajador en caso de caída y su paso fluido por los soportes intermedios permite operar con manos libres.


Prueba de sistema Latchways en túnel de viento - Universidad de Cranfield, Reino Unido

El éxito en el diseño de los sistemas ManSafe® se debe al exclusivo entendimiento de la tecnología Constant Force, o esfuerzo constante, que distingue los productos Latchways del resto de los fabricantes. Latchways introdujo el concepto Constant Force para todos sus sistemas, que se define como el mecanismo utilizado para la absorción de energía mecánica de manera uniforme y el control de la tensión del sistema manteniendo un esfuerzo constante predeterminado.


Gráfico que muestra el esfuerzo absorbido por un sistema de tecnología Constant Force y un poste rígido

Absorbedores de energía plástica

Mediante el uso de absorbedores de energía, los sistemas de Latchways extienden la absorción del esfuerzo en el tiempo. De esta manera se limita el esfuerzo máximo, a la vez que se hace que éste sea uniforme. La utilización de absorbedores de energía plástica además asegura que los sistemas se utilizan de acuerdo con la legislación vigente. Cuando se produce la caída de un trabajador sujeto a una línea de vida, ésta debe de ser revisada, según la legislación vigente - RD 1215 / 1997. Sin estos testigos visuales, un sistema que ha soportado una caída y que no se ha notificado, y por tanto revisado, puede poner en riesgo la integridad física de los trabajadores que accedan al mismo posteriormente.
Por tanto, con el concepto Constant Force, nos aseguramos de que se cumplen dos condiciones:
1. Que las caídas son retenidas controlando e igualando el esfuerzo trasmitido tanto a la estructura, como al trabajador.
2. Que el sistema indique cuando ha ocurrido una caída, y por tanto no dependamos exclusivamente del trabajador para saber que el sistema requiere una revisión necesaria para cumplir con la legislación y proteger a los trabajadores.

El logotipo Constant Force se puede encontrar en todos los productos de esfuerzo constante

Durante muchos años la compañía ha estado investigando constantemente para mejorar la seguridad en altura de los trabajadores, así como ampliando su gama de productos para cubrir las necesidades emergentes del mercado y la legislación que lo rige. Los productos de Latchways se desarrollan específicamente para tener en cuenta las más recientes innovaciones estructurales y sus diseños satisfacen una amplia variedad de industrias y aplicaciones. Los sistemas verticales de Latchways se instalan en antenas y torres de electricidad, y sus sistemas horizontales y de cubiertas son utilizados en estructuras por todo el mundo, desde el aeropuerto de Hong Kong, el puente de Sidney y la sede del Parlamento Europeo, hasta las instalaciones de la NASA.


Punte Lysefjord. Noruega

Pruebas de verificación

La calidad de los procesos es de máxima importancia a la hora de garantizar las elevadas prestaciones y la prolongada durabilidad de los sistemas de Latchways. Durante la fase de desarrollo, los prototipos se someten a una exigente serie de ensayos, incluyendo pruebas de resistencia estática, de corrosión, de bloqueo y de comportamiento dinámico. Todos los sistemas se diseñan y ensayan dentro de la propia empresa y posteriormente se someten a una serie de pruebas de verificación externas, para establecer y verificar su cumplimiento con las normas correspondientes del sector.

Acero inoxidable


Inspección de anillas por rayos X
La gran mayoría de los componentes de los sistemas de Latchways están fabricados en acero inoxidable 316 de grado marino. Todos los componentes de fundición críticos se fabrican en acero inoxidable 17/4 PH, y se someten a examen por rayos X y a una comprobación de penetración de tinte o bien de análisis de partículas magnéticas. También llevan un número de serie individual para permitir su total trazabilidad. Las piezas que no son de fundición se someten a ensayos de lote en los cuales las piezas son sometidas a esfuerzos hasta el punto de rotura para asegurarse que soportan las cargas establecidas. En todos los casos, los sistemas de Latchways están diseñados con un factor de riesgo de 2, con lo cual el punto de rotura se establece en el doble de la carga que cada pieza debe soportar.

Controles legislativos

Como empresa, Latchways tiene el certificado BS EN ISO 9001:2000 para Gestión de Sistemas de Calidad y está aprobada por el Ministerio de Defensa de los Estados Unidos. Sus productos y sistemas se atienen plenamente a todos los controles establecidos por la legislación. Cumplen o exceden los requisitos de todas las principales normas de seguridad, incluyen la Directiva del Consejo Europeo 89/696/EEC y las normas europeas EN 795:1996 y EN 353-1:1992, así como Declaración de la Conformidad CE y el marcado CE. Latchways también sigue de cerca los procesos legislativos en todo el mundo, y se mantiene informada acerca de las necesidades de los grupos usuarios y profesionales para asegurar una rápida respuesta con productos y servicios aplicables a los requisitos del mercado.

Red de instaladores

La relevancia de los productos de Latchways radica en que cuenta con una red global de instaladores especializados que completan rigurosos cursos de montaje en las instalaciones de Latchways en Inglaterra, junto con los ingenieros y montadores del sistema. En la fase de evaluación y diseño de instalación de un sistema, el instalador se sirve de un exclusivo software diseñado y proporcionado por Latchways que le permite comprobar y calcular la ingeniería del sistema, así como del apoyo continuo de los ingenieros de Latchways.

ManSafe® Vertical

Los sistemas verticales giran en torno a los carros de traslación LadderLatch o TowerLatch y el dispositivo de absorción de energía Constant Force. Los carros LadderLatch y TowerLatch pasan libremente a través de las guías intermedias del cable para garantizar una protección ininterrumpida, lo que permite a los operarios trabajar con manos libres en todo momento. El dispositivo puede acoplarse y desacoplarse en cualquier punto del sistema.


Unidad LadderLatch para sistemas verticales

En caso de caída, la unidad LadderLatch o TowerLatch queda bloqueada sobre el cable para evitar la caída. Al mismo tiempo se acciona el absorbedor de energía, situado en el extremo superior del cable. En tal caso, el impacto sufrido por el operario y el extremo de anclaje queda limitado a un máximo de 6kN, gracias al dispositivo de absorción de energía Constant Force. El absorbedor de energía puede estar pintado de un color fluorescente en su interior. Esto facilita la detección a distancia de que se ha producido una caída, y previene al trabajador de que no debe acceder a la línea sin una revisión previa.
En los sistemas verticales, el absorbedor de energía sustituye además al cabo de anclaje con absorbedor, limitando así la distancia de caída, y proporcionando un mayor control del esfuerzo.
Existen sistemas estándar para un máximo de hasta cuatro usuarios a la vez, aunque Latchways ha llegado a diseñar líneas para hasta seis usuarios. La variedad de diseños de escuadras hace posible la instalación sobre una amplia gama de contornos estructurales, como pueden ser torres, escaleras y postes, así como superficies horizontales o inclinadas.


Sistema ManSafe® vertical instalado sobre una torre de alta tensión

ManSafe® Horizontal

Los sistemas horizontales ofrecen gran versatilidad y existe una amplia gama de componentes para asegurar la fijación de los sistemas a muy diversos tipos de estructuras y materiales de construcción. El sistema ofrece protección ininterrumpida doblando esquinas, ascendiendo planos inclinados e incluso sobre tramos verticales.
Estos sistemas incluyen la innovadora tecnología del revolucionario Transfastener y del absorbedor de energía Constant Force, que configuran un sistema de seguridad ininterrumpida con manos libres y que garantizan una protección exclusiva contra las caídas. La unidad Transfastener gira libremente al pasar por los soportes de cable intermedios, permitiendo una sujeción constante al cable de seguridad.
La gama de sistemas es intrínsicamente flexible y puede diseñarse hasta para cinco usuarios.


Trabajador sobre un puente grúa sujeto a un sistema ManSafe® horizontal.

ManSafe® Cable Aéreo


Carro de translación para sistemas de cable aéreo
Los sistemas de cable aéreo pueden configurarse con un sólo vano de hasta 60 metros entre soportes, o también con soportes intermedios. Para llegar a vanos tan largos, el absorbedor de energía soporta una tensión de cable de 5 kN. Además, esto sirve para limitar el pandeo del trabajador.
El sistema está configurado para un máximo de hasta tres trabajadores.
El innovador sistema de anclaje móvil se desliza libremente a través de las guías intermedias del cable y permite a los trabajadores moverse libremente y desplazarse en ángulo a partir de la vertical trazada en la línea del cable, así como trabajar con manos libres.
El sistema permite asegurar hasta un máximo de tres trabajadores.

ManSafe® para Cubiertas

El creciente desarrollo de nuevos materiales de la construcción, muchas veces más delicados y frágiles, constituye un desafío para los antiguos sistemas de poste de acero con perno o anilla. Este tipo de sistemas se fijaban a la estructura del edificio, creando un puente térmico y afectando a la impermeabilización. Además, los esfuerzos provocados por una caída, multiplicados por el efecto palanca, en muchos casos llegaban a torsionar la estructura, lo que implicaba un estudio y arreglo posterior muy extenso. Este tipo de sistemas condicionaban mucho a instaladores y especificadores, ya que su ubicación quedaba subordinada a la ubicación de los elementos estructurales del edificio.

Acabado de la cubierta

En respuesta al creciente uso de materiales ligeros en las cubiertas, Latchways ha sido pionera en el desarrollo de sistemas que se fijan al acabado de la cubierta sin necesidad de buscar la estructura de la misma. En el año 2001, Latchways introdujo en el mercado el poste Constant Force, cuya instalación se realiza desde la cubierta, sin interrupción de las funciones de los espacios inferiores.
El poste lleva un absorbedor de energía integrado. En caso de una caída este dispositivo se despliega de forma controlada para absorber la energía generada. Este mecanismo asegura que la fuerza ejercida sobre el punto de anclaje no exceda los 10kN, conservando de este modo la integridad del soporte estructural y de la cubierta. El eficiente control de cargas permite que la instalación se realice sobre estructuras relativamente delicadas, sin requerimientos adicionales.
La sencillez de los dispositivos de fijación permite una instalación fácil y rápida en cualquier parte de la cubierta. Este innovador sistema combina facilidad de instalación, fiabilidad y efectividad de coste.
El sistema incluye fijaciones específicas para todo tipo de cubiertas de hasta 15º de pendiente: cubiertas de junta alzada, chapa perfilada, bandeja perfilada, cubiertas de hormigón, madera o acero, perfiladas, acabadas en PVC o tela asfáltica.


Poste Constant Force para cubierta de junta alzada

Poste Constant Force Independiente

El poste Constant Force es un poste de cubierta contrapesado pensado para aquellos casos en los que no resulta posible la penetración de la cubierta. Se puede configurar como un sistema de detención o retención de caídas y puede utilizarse como punto de anclaje para un trabajador o como parte de un sistema de línea de vida.
Dependiendo de la configuración, varía el número de pesas utilizadas para cada poste.


Poste Constant Force independiente

Barandilla Guardrail


Barandilla Guardrail instalada sobre una cubierta
Para aquellas situaciones en las que se precise restringir el acceso al punto de riesgo, la barandilla curva de Latchways ofrece una solución de protección colectiva. Para su instalación no es necesario penetrar la cubierta, puesto que el sistema funciona contrapesado. No es preciso soldar, roscar ni curvar los tubos, gracias al diseño totalmente modular de la barandilla Latchways Guardrail.

La curvatura de la barandilla minimiza el impacto visual de dos formas:
1. Incrementa el ángulo desde dónde es visible el sistema.
2. Reduce el diámetro de los tubos.

La amplia gama de accesorios de acoplamiento confiere a la barandilla Guardrail una versatilidad comparable a cualquier configuración que se pueda encontrar actualmente instalada sobre una cubierta plana de hasta 5º.

Ventanas

Latchways ofrece una gama de sistemas fijos o extraíbles de perno de anilla para casos en los que se precisa acceder al exterior de un edificio desde su interior, típicamente para realizar trabajos de limpieza de ventanas o tareas de mantenimiento. Los dispositivos PushLock y SafeRing VP se pueden encastrar en paredes, suelos o techos de diversos materiales y su discreto diseño evita un impacto visual negativo mientras que la variedad de colores y acabados permite continuar con la armonía de líneas de diseño de interiores.


Dispositivo PushLock
Estos dispositivos ofrecen un anclaje fijo interno al que los operarios se pueden enganchar con toda confianza a través de un cabo de seguridad unido a un arnés de cuerpo entero. Los pernos de anilla muestran una capacidad excepcional para el soporte de carga generada cuando se detiene una caída. Tanto el encastre como el perno están ensayados a 22 kN.

Maia Orsi, Departamento de Latchways de Kobbeco



--
...



--
                          APESSLA
Fortaleciendo la Calidad de Vida de sus Asociados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar este blog

Cargando...

Seguidores